Retos y tendencias sobre discapacidad e inclusión social en el ámbito universidad-empresa

La Red Mundial de Empresas y Discapacidad de la Organización Internacional del Trabajo tiene como objetivo aumentar el reconocimiento por parte de las empresas de los beneficios de la inclusión de la discapacidad.

Inditex -el mayor minorista de ropa del mundo- es la última empresa en incorporarse a la Red Mundial de Empresas y Discapacidad  (GBDN por sus siglas en inglés) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El Consejero Delegado del grupo, Óscar García Maceiras, anunció la adhesión durante una reunión en Ginebra con el Director General de la OIT, Gilbert F. Houngbo. Ambos firmaron la Carta de la GBDN, que compromete a las empresas firmantes a apoyar diez principios de inclusión de la discapacidad. Los diez principios de la Carta incluyen la igualdad de trato y de oportunidades, la accesibilidad y la sensibilización, la realización de ajustes razonables en el lugar de trabajo y la colaboración con organizaciones de personas con discapacidad.

El Director General de la OIT acogió con satisfacción la iniciativa de Inditex. “Las empresas reconocen cada vez más que sus esfuerzos de diversidad, equidad e inclusión deben abordar la inclusión de personas con discapacidad para generar cambios positivos y sostenibles. La Red Mundial de Empresas y Discapacidad de la OIT proporciona un espacio único para que las empresas avancen y se apoyen mutuamente en su camino hacia la inclusión de la discapacidad», dijo Houngbo.

«La inclusión de la discapacidad en el lugar de trabajo es un componente esencial de nuestro compromiso con las personas. La diversidad, la equidad y la inclusión son valores que todos abrazamos, valores que perseguimos día a día, con el fin de tener un impacto dentro de Inditex, así como en todo lo que nos rodea: nuestro compromiso es diseñar oportunidades para todos», subrayó por su parte García Maceiras.

Como muestra de su compromiso con el GBDN, Inditex contratará a 1.500 personas con discapacidad en todo el mundo a través de sus redes de tiendas, instalaciones logísticas, almacenes y oficinas en todo el mundo. En los mercados en los que no se exigen umbrales específicos, el objetivo de la empresa es que al menos el 2% de su plantilla local sean personas con discapacidad.

Creada en 2010, la Red Mundial de Empresas y Discapacidad (GBDN) de la OIT es una red mundial única dirigida por empleadores y formada por 36 empresas multinacionales, 34 redes nacionales de empresas y discapacidad, incluidas las de países en desarrollo, así como ocho miembros asociados no empresariales (instituciones académicas y ONG internacionales de discapacidad y desarrollo), que colaboran para promover la inclusión de las personas con discapacidad en el sector privado.

Fuente: OIT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *