cegSlider
  • La delegación de Galicia del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE Galicia) ha elaborado este informe para analizar el comportamiento de las empresas privadas gallegas
  • Las empresas mantuvieron el 96% del empleo durante la crisis del coronavirus y las 36.000 mayores firmas gallegas redujeron beneficio un 69%

 Las 36.000 principales empresas privadas con sede en Galicia fueron capaces de sostener el 96% de sus empleos (366.000 de sus 390.000 trabajadores) durante el peor año de la crisis del coronavirus (2020), el peor desde 1936, con una caída del PIB del 11% (un -26,8% en 1936).

El sostenimiento del empleo se produjo aún a pesar de que las empresas gallegas vieron reducir su facturación en un 15,5% y que sus beneficios se desplomaron a la tercera parte (caída del 69%). Un informe elaborado por la delegación de Galicia del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE Galicia) fue presentado hoy en la sede de la Confederación de Empresarios de La Coruña, para analizar el comportamiento de las empresas privadas gallegas ante la crisis de la Covid-19. El estudio de Auditores Galicia descifra los datos de las 35.897 principales empresas entre 2019 y 2020 y ha sido realizado en colaboración con el departamento Ardán del Consorcio de la Zona Franca de Vigo.

El presidente de la CEC, Antonio Fontenla, señaló al inicio de la presentación que: “en el balance de la crisis hay datos muy negativos, pero también algunos que invitan a la confianza”. Una confianza en el tejido empresarial que, en su opinión, demuestra: “una enorme resiliencia, porque el desafío que supuso la pandemia del coronavirus fue de dimensiones colosales” y que “aún lo es, porque sus efectos persisten en algunos sectores que no se han recuperado totalmente”, añadió.

Información completa del informe AQUI

 

despachoSlider

El presidente de la CEG, Juan Manuel Vieites, Enrique González y Andrés Lucendo, presidente y vicepresidente respectivamente del ICJCE Galicia, acompañados por el presidente de la CEC, Antonio Fontenla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *