Gabinete Técnico en materia de Igualdade Laboral e de Oportunidades e contra a Fenda Salarial

“Otra vez” es una forma de hablar para seguir la letra de la canción.

Porque desde la CEC tratamos de impulsarla de forma continua, para mejorar el diálogo, los acuerdos, la conciliación, la corresponsabilidad, y conseguir unas relaciones laborales equitativas para contribuir, desde el ámbito laboral, a la consecución de esa Igualdad real que nuestra sociedad demanda.

Estamos en agosto, mes de vacaciones por excelencia, y, desde nuestro Gabinete de Igualdad estamos “cogiendo impulso” para septiembre, mes en el que tenemos en mente poner en marcha distintas acciones de sensibilización, información, formación, asesoría…etc. en materia de Igualdad.

Y, queremos empezar recordando qué significa integrar la Igualdad en la cultura empresarial, cuáles son los elementos básicos para hacerlo, y las ventajas y beneficios que conlleva.

¿Qué significa?

En este momento, el tejido empresarial está asumiendo el principio de igualdad como uno de los ejes fundamentales de su cultura, e incorporando la igualdad en la gestión de su capital humano, para garantizar que mujeres y hombres cuenten con las mismas oportunidades de acceso, participación y permanencia en la gestión empresarial.

Con la pandemia que estamos padeciendo se ha hecho todavía más evidente que lograr la Igualdad en las relaciones contractuales supone un elemento estratégico en las empresas, ya que permite lograr un conocimiento más profundo de los recursos humanos disponibles y retener el talento (femenino y masculino).

Elementos básicos para hacerlo: 

  • Lo más importante: compromiso de la empresa en todo el proceso de integración de la igualdad.
  • Sensibilización y formación en materia de Iguadad a la Dirección, a la Comisión de Igualdad y a toda la plantilla.
  • Realización de un diagnóstico de igualdad que analice la situación de la empresa para identificar aquellos ámbitos en los que pueden estar produciéndose desigualdades o discriminaciones y poder abordarlos y erradicarlos
  • Diseño de medidas, buenas prácticas o elaboración de un Plan de igualdad que responda al diagnóstico, definiéndose objetivos, áreas de actuación y acciones o medidas para alcanzarlos.
  • Definición de indicadores de seguimiento para cada una de las medidas o actuaciones propuestas.
  • Asignación de recursos (económicos, materiales técnicos y humanos) y responsabilidades a cada una de las medidas establecidas en el Plan de igualdad.
  • Establecimiento de un sistema de seguimiento y evaluación de las medidas y Plan de igualdad para asegurarse de que se cumplen los objetivos definidos.

Beneficios para la Empresa (entre otros): 

  • Permite detectar situaciones discriminatorias para poder actuar.
  • Mejora la imagen externa, aportando un elemento diferenciador con respecto a la competencia.
  • Mejora la gestión y el funcionamiento de la Organización, al obtener un conocimiento más profundo de la misma.
  • Optimiza los RRHH y facilita la retención y aprovechamiento del talento.
  • Mejora el clima laboral, motiva a los equipos, fideliza al personal “clave”, e incrementa el rendimiento y el compromiso de la plantilla.
  • Aporta ventajas competitivas en los contratos con la Administración pública.

En resumen, la incorporación e integración de la Igualdad en la cultura empresarial es una inversión porque crea Empresas:

  • Con mejor clima laboral
  • Con mejor reputación y mejor imagen
  • Más adaptadas a los cambios sociales y económicos
  • Más competitivas y con más talento

Buenas vacaciones!!!

Aprovecharemos lo que falta de agosto para seguir informando sobre la materia, y os esperamos en septiembre, tras un merecido descanso, y con fuerza y entusiasmo para ayudarnos en nuestra tarea de lograr una Igualdad real en nuestras Empresas.

¿Te gustó este artículo? Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *