sedentarismo

Muchos trabajos obligan a permanecer en posición sentada durante mucho tiempo. Los riesgos para la salud asociados a un estilo de vida sedentario están bien documentados e incluyen un aumento de los riesgos de TME y otros problemas de salud como la diabetes y la enfermedad cardíaca.

Estos riesgos pueden minimizarse en el lugar de trabajo a través de un diseño correcto, la promoción de la actividad física y los cambios frecuentes de postura. La implantación de una combinación de medidas sencillas es clave para prevenir los TME, como las centradas en el lugar de trabajo y en la organización del trabajo, que abordan los factores psicosociales e incrementan la sensibilización de los trabajadores en relación con las posturas y prácticas laborales correctas.

¡Introducir cambios en tu lugar de trabajo es más sencillo de lo que piensas!

Desde la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, nos oferecen numerosas herramientas y recursos útiles para actuar.

Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *