ventilación

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y técnicos de la Asociación Mesura han elaborado una guía que da las pautas sobre cómo debe ser la ventilación en las aulas para reducir el riesgo de contagio por la Covid-19. El documento establece las recomendaciones para que la ventilación y la purificación del aire sea eficaz según el volumen de la sala, el número y la edad de los ocupantes y la actividad. Además, proporciona las herramientas para determinar si las condiciones de ventilación alcanzadas son adecuadas.

La ventilación es la renovación de aire, es decir, sustitución del aire interior potencialmente contaminado, con aire exterior libre de virus. Y la purificación del aire consiste en la eliminación de las partículas en suspensión, susceptibles de contener virus.

Los investigadores indican en la guía que la reducción del riesgo de contagio se consigue disminuyendo la emisión y la exposición a las partículas en suspensión, también llamadas aerosoles, susceptibles de contener virus, que se pueden acumular. La exposición a este aire puede resultar en infecciones. La exposición se puede reducir mediante el uso de mascarilla bien ajustada; la reducción del tiempo de exposición; el aumento de la distancia interpersonal; y la ventilación o purificación del aire para eliminar o reducir la concentración de virus en el aire. La guía se centra en este último apartado.

Más información

*****

 

Ventilación de aulas en tempos de COVID-19

Investigadores do Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)  e técnicos da Asociación Mesura elaboraron unha guía que dá as pautas sobre como debe ser a ventilación nas aulas para reducir o risco de contaxio pola Covid-19. O documento establece as recomendacións para que a ventilación e a purificación do aire sexa eficaz segundo o volume da sala, o número e a idade dos ocupantes e a actividade. Ademais, proporciona as ferramentas para determinar se as condicións de ventilación alcanzadas son adecuadas.
A ventilación é a renovación de aire, é dicir, substitución do aire interior potencialmente contaminado, con aire exterior libre de virus. E a purificación do aire consiste na eliminación das partículas en suspensión, susceptibles de conter virus.
Os investigadores indican na guía que a redución do risco de contaxio conséguese diminuíndo a emisión e a exposición ás partículas en suspensión, tamén chamadas aerosois, susceptibles de conter virus, que se poden acumular. A exposición a este aire pode resultar en infeccións. A exposición pódese reducir mediante o uso de máscara ben axustada; a redución do tempo de exposición; o aumento da distancia interpersoal; e a ventilación ou purificación do aire para eliminar ou reducir a concentración de virus no aire. A guía céntrase neste último apartado.
Más información
¿Te gustó este artículo? Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *