La compañía holandesa Mansholt BV recibió un Premio a las buenas prácticas en lugares de trabajo saludables por reducir la exposición de los trabajadores al polvo potencialmente dañino en el cobertizo de clasificación de patatas.
La compañía colaboró con el proveedor de servicios de salud ocupacional Stigas mediante la combinación de medidas técnicas, organizativas y de protección personal que han reducido considerablemente la cantidad de polvo en el aire. Juntos trabajaron en comprar nuevos equipos y actualizar los procesos de producción.
El estudio de caso es un ejemplo de cómo las pequeñas empresas con recursos limitados pueden implementar con éxito estos métodos y, por lo tanto, aumentar significativamente la salud y la seguridad de los trabajadores.

Más información

Fuente: Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo
logosEntornosDigitales
¿Te gustó este artículo? Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *