La   seguridad   y   salud   laboral   y   el   futuro   del trabajo:  beneficios  y  riesgos  de  las  herramientas de inteligencia artificial en los lugares de trabajo

Con  este  título  se  ha  publicado  un  artículo  en  la  página  web de  la  Agencia  Europea  para  la  Seguridad  y  la  Salud  en  el  Trabajo (EU-OSHA).
La  inteligencia  artificial  nació,  o  al  menos  su  nombre,  en 1956,  en  una  serie  de  talleres  académicos  organizados  en  el Dartmouth College en New Hampshire (EE UU).

En  aquella  conferencia,  un  grupo  de  científicos  se  propuso enseñar  a  las  máquinas  a  utilizar  el  lenguaje,  formar  conceptos, mejorar   (como   máquinas)   y   resolver   problemas   originalmente “reservados para  los seres humanos” (McCarthy  et al., 1955). John McCarthy   y   sus   colegas   tenían   grandes   esperanzas   en   que pudieran lograrlo en pocas semanas.

La conferencia no tuvo éxito en sus propios términos, pero se puso en marcha  un importante campo  de investigación  y  desarrollo en la inteligencia artificial (IA).

Hoy en día existe un gran desarrollo de avances tecnológicos como  la  IA  o  el  big  data  y  su  empleo  en  los  centros  de  trabajo  es cada  vez  mayor,  ya  que  facilita  la  realización  de  los  trabajos  y supone un ahorro económico a las empresas.
Pero la cuestión que se pone de manifiesto en este artículo es la  repercusión  que  tiene  la  introducción  de  la  IA  en  la  seguridad  y salud de los trabajadores, ya que se ha comprobado que en lugares de  trabajo  digitalizados  los  TME  y  los  riesgos  psicosociales,  como el estrés o la violencia física, son más elevados.

Más información

Fuente: INSST

logosEntornosDigitales

¿Te gustó este artículo? Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *