experiencia

Según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los cambios en las prácticas de trabajo, demográficos, tecnológicos y en el medio ambiente están generando nuevas preocupaciones sobre seguridad y salud en el trabajo. El informe examina los 100 años de trabajo de la OIT dedicados a la seguridad y salud laboral y pone de manifiesto los problemas emergentes en esta materia en el mundo de trabajo. Indica que en la actualidad, cada año más de 374 millones de personas sufren lesiones o enfermedades a causa de accidentes relacionados con el trabajo.
A futuro, el informe destaca cuatro grandes fuerzas transformadoras que impulsan los cambios: la tecnología, que puede afectar la salud psicosocial e introducir nuevos materiales con riesgos para la salud que no han sido estimados; los cambios demográficos; la progresiva incorporación al mundo laboral de las mujeres, que son más propensas a trabajar en formas atípicas de empleo y corren mayores riesgos de sufrir trastornos musculoesqueléticos; y el desarrollo sostenible y el cambio climático, que pueden originar riesgos derivados de la contaminación del aire, estrés térmico, etc.
Finalmente, el estudio propone seis ámbitos a los cuales los responsables políticos y otras partes interesadas deberían dar prioridad, entre los que destacan: aumentar los esfuerzos para anticipar los riesgos nuevos y emergentes; adoptar un enfoque más multidisciplinar y establecer vínculos más fuertes con la salud pública; mejorar el conocimiento público sobre seguridad y salud
laboral; y reforzar las normas internacionales del trabajo y la legislación nacional.

Fuente: INSST

Más información

logosEntornosDigitales

¿Te gustó este artículo? Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *