avatar

Con esta publicación se pretende visibilizar la labor de las diferentes entidades e instituciones dedicadas a la prevención de riesgos laborales con el fin de impulsar la cultura preventiva y facilitar contactos entre los profesionales de la seguridad y salud en el trabajo.

Hoy conocemos a Adela Quinzá, directora del ISSGA:

  • ¿Qué elementos crees que pueden mejorarse en la actualidad para integrar la PRL en la gestión diaria de una empresa?

Lo primero que tiene que ocurrir es que se le de la máxima importancia y se le considere como un plus para la productividad e imagen, en todos los niveles jerárquicos de la empresa.

Y que ese valor de la seguridad, a través de la PRL, se haga consustancial al quehacer de cada uno. Creo que cada vez pesa más el factor conductual, tanto en lo que se refiere al liderazgo como a la corresponsabilidad de los trabajadores y trabajadoras.

Respondiendo en concreto, creo que se puede mejorar todo, porque la integración de la prevención en el trabajo cotidiano es la meta que persigue todo el marco jurídico de la seguridad y salud en el trabajo y, por lo tanto, siempre cabe una continua mejora y una revisión para adaptarse a las nuevas circunstancias.

Todo esto sin renunciar y poniendo en valor todo lo logrado y que ha conseguido muchas mejoras en la seguridad y salud de las personas trabajadoras con el desarrollo y cumplimiento de la normativa de PRL.

  • ¿Cómo crees que será el técnico de PRL en el futuro?

Posiblemente realizará las mismas funciones o funciones muy parecidas respecto a evaluar, planificar, proponer medidas técnicas y correctoras, asesorar técnicamente, etc. pero ante escenarios de riesgo y de puestos de trabajo distintos.

Sin olvidar que en ciertos ámbitos persistirán viejos riesgos a los que hay que dar soluciones ya conocidas y tradicionales, y que en ese camino que ya es presente de la digitalización, industria 4.0, etc. el técnico en ese trabajo del futuro tendrá que abordar nuevos riesgos en nuevos procesos, en nuevas formas de trabajar y, por lo tanto, en un marco totalmente distinto de las relaciones laborales actuales.

En definitiva, el técnico, como todos los restantes profesionales, tendrá que tener una capacidad grande de adaptación y prepararse para un mayor liderazgo en sus funciones.

  • ¿Tienes alguna propuesta para la mejora del trabajo y eficacia de los técnicos de PRL?

Por un lado buscar fórmulas para recibir una formación muy especializada pero también transversal, para el trabajo del futuro.

El mayor reto consistirá en dar soluciones a lo que viene, sin dejar por el camino lo ya conseguido en los ámbitos tradicionales de las distintas especialidades preventivas.

Y que toda esta preparación para el cambio debíamos hacerla conjuntamente los técnicos que trabajan en los diferentes ámbitos, empresa privada, servicios de prevención y administración, ya que solo esa unión nos dará una visión global del mundo que viene y de la respuesta que se espera de los técnicos.

  • ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo en PRL?

Quizás por mi carácter me atraen mucho todas las temáticas  de liderazgo, motivación, y como afrontar el factor humano.

También me gusta trabajar en equipo y enfatizo la posibilidad de tener desde el ISSGA una visión integral por desarrollar nuestro trabajo con programas destinados a distintos sectores de actividad, por diversos riesgos y a diferentes colectivos.

Me gustaría destacar el trabajo que estamos haciendo en temas de la integración de la igualdad en las políticas de prevención de riesgos laborales.

  • ¿Algún mensaje para los técnicos de PRL?

El mensaje principal es el reconocimiento a su labor diaria en circunstancias no siempre favorables.

También que seamos capaces de prepararnos para un trabajo del futuro con unas connotaciones absolutamente distintas al trabajo de hoy, que por otra parte también perdurará en algunos ámbitos.

Por tanto, que en la medida de lo posible entre todos seamos capaces de afrontar el mundo de la PRL en el contexto de dificultades que ya están ahí como la industria 4.0, la robotización, la digitalización, etc. y también en temas que considero de absoluto futuro como van a ser el liderazgo, la motivación, el envejecimiento de la población en el trabajo, y la convivencia de distintas generaciones en un mismo centro de trabajo.

Esto unido a ámbitos muy ligados a la prevención como la flexibilidad, la conciliación, y una mejor respuesta como sociedad en un estado social y bienestar.

En definitiva, el reto es subirnos al carro del futuro pero sin abandonar lo mucho ya conseguido en el mundo de la seguridad y salud en el trabajo, y la importante especialización y conocimiento en las distintas especialidades preventivas.

Nombre completo: Adela Quinzá-Torroja García

Cargo: Directora del Instituto de Seguridade e Saúde Laboral de Galicia (ISSGA)

 

logosEntornosWebconTexto

¿Te gustó este artículo? Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *