control Horario

La no obligatoriedad de llevar un registro de control horario, para los trabajadores/as a jornada completa, tras la jurisprudencia creada por el tribunal supremo en sentencias nº 246/2017 y nº 338/2017.

Las recientes sentencias nº 246/2017 y 338/2017 de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo corrigen el criterio que se había impuesto tras dos sentencias de la Audiencia Nacional (301/2015 y 383/2015) en las que se obligaban a un registro exhaustivo, completo y diario de la jornada de todos y cada uno de los trabajadores de la empresa de Bankia y Abanca respectivamente, aunque la empresa declarase que no se realizaban horas extraordinarias.

En este sentido, la última sentencia, manteniendo el criterio de la anterior, se pronuncia sobre ese concreto registro exhaustivo impuesto en el caso de Abanca, señalando que:
“El artículo 35-5 del ET no exige la llevanza de un registro de la jornada diaria efectiva de toda la plantilla para poder comprobar el cumplimiento de los horarios pactados, cual establece la sentencia recurrida.
Cierto que de «lege ferenda» convendría una reforma legislativa que clarificara la obligación de llevar un registro horario y facilitara al trabajador la prueba de la realización de horas extraordinarias, pero de «lege data» esa obligación no existe por ahora y los Tribunales no pueden suplir al legislador imponiendo a la empresa el establecimiento de un complicado sistema de control horario, mediante una condena genérica, que obligará, necesariamente, a negociar con los sindicatos el sistema a implantar, por cuanto, no se trata, simplemente, de registrar la entrada y salida, sino el desarrollo de la jornada efectiva de trabajo con las múltiples variantes que supone la existencia de distintas jornadas, el trabajo fuera del centro de trabajo y, en su caso, la distribución irregular de la jornada a lo largo del año, cuando se pacte.”
Por lo tanto, dado que ya existen dos sentencias del Tribunal Supremo que crean jurisprudencia al respecto, a día de hoy no se puede exigir a las empresas la obligación de instaurar o mantener un sistema de registro de jornada con carácter general para los contratos a tiempo completo; y en este mismo sentido parece que se encamina la nueva instrucción de la Inspección de Trabajo.

Por lo tanto, a día de la hoy no es obligatorio llevar un registro de jornada salvo en los supuestos legalmente previstos, entre los que se incluyen (sin ser exhaustivos):

• Trabajadores contratados a tiempo parcial.
• Los supuestos previstos para jornadas especiales
• Obligatoriedad recogida y pactada en convenio colectivo, acuerdo colectivo u otra norma de aplicación.
• En los supuestos de realización de horas extraordinarias.

En este sentido, y reiterando la no obligatoriedad de la llevanza de un registro de jornada salvo en los supuestos legalmente previstos, la recomendación -por cuestiones de la tan necesaria prudencia y para mayor seguridad jurídica de las empresa- es la llevanza de un control de la jornada de los trabajadores.

Fuente foto: freepik.es
¿Te gustó este artículo? Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *