EPI
Medidas preventivas para trabajadores especialmente sensibles a la exposición al ruido
  • En ningún caso la exposición del trabajador deberá superar los valores límite de exposición. (No deberá producirse una exposición del trabajador a un nivel de pico superior a 140 dB(C). En ninguna jornada de trabajo se deberá producir una exposición del trabajador en la que el nivel equivalente diario ponderado A sea superior a 87 dB (A), a no ser que se aplique el nivel equivalente semanal, en cuyo caso no deberá existir ninguna semana que dé lugar a una exposición del trabajador cuyo nivel equivalente semanal sea superior a 87 dB (A)).
  • Reducir el ruido aéreo mediante pantallas, cerramientos, recubrimientos con material acústicamente absorbente, etc.
  • Realizar las mediciones por personal con la debida cualificación y con los instrumentos adecuados (sonómetros, dosímetros).
  • Eliminar los riesgos derivados de la exposición al ruido en su origen o reducirse al nivel más bajo posible, teniendo en cuenta los avances técnicos y la disponibilidad de medidas de control del riesgo en su origen
  • El empresario, al evaluar los riesgos, prestará particular atención a cualquier efecto sobre la salud y la seguridad de los trabajadores especialmente sensibles, teniendo en cuenta, además, la edad.
  • Limitar la duración e intensidad de la exposición mediante rotación entre los trabajadores, por ejemplo, u ordenar adecuadamente el tiempo de trabajo, tratando de reducir al mínimo el número de personas expuestas o alternando tareas ruidosas con otras sin exposición al ruido. En estas medidas se puede llegar hasta la retirada del puesto de trabajo.

Fuente: INSHT

Medidas preventivas para traballadores especialmente sensibles á exposición ao ruído

  • En ningún caso a exposición do traballador deberá superar os valores límite de exposición. (Non deberá producirse unha exposición do traballador a un nivel de pico superior a 140 dB(C). En ningunha xornada de traballo deberase producir unha exposición do traballador na que o nivel equivalente diario ponderado A sexa superior a 87 dB (A), a non ser que se aplique o nivel equivalente semanal, nese caso non deberá existir ningunha semana que dea lugar a unha exposición do traballador cuxo nivel equivalente semanal sexa superior a 87 dB (A)).
  • Reducir o ruído aéreo mediante pantallas, cerramientos, recubrimientos con material acusticamente absorbente, etc.
  • Realizar as medicións por persoal coa debida cualificación e cos instrumentos adecuados (sonómetros, dosímetros).
  • Eliminar os riscos derivados da exposición ao ruído na súa orixe ou reducirse ao nivel máis baixo posible, tendo en conta os avances técnicos e a disponibilidad de medidas de control do risco na súa orixe.
  • O empresario, ao evaluar os riscos, prestará particular atención a calquera efecto sobre a saúde e a seguridade dos traballadores especialmente sensibles, tendo en conta, ademais, a idade.
  • Limitar a duración e intensidade da exposición mediante rotación entre os traballadores, por exemplo, ou ordenar adecuadamente o tempo de traballo, tratando de reducir ao mínimo o número de persoas expostas ou alternando tarefas ruidosas con outras sen exposición ao ruído. Nestas medidas pódese chegar ata a retirada do posto de traballo.

Fonte: INSHT

¿Te gustó este artículo? Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *