cine

No es habitual encontrar entre la cinematografía películas que expresen de una manera tan real la vida de las familias empresarias. Joy representa fielmente la realidad de la empresa familiar. La protagonista Jenifer Lawrence interpreta fielmente varios papeles de la empresa familiar.

En primer lugar, dentro de la familia, es la mediadora de todos y la «solucionadora» de todos los problemas emocionales y económicos de su familia. A su vez, es la digna sucesora del espíritu empresarial familiar (si le podemos llamar así): creativa, innovadora y, sobre todo, emprendedora. El género femenino dentro de las empresas familiar no es suficientemente valorado.

No se les permite desarrollar sus propias iniciativas y son habitualmente muy cuestionadas. Gran error!!!

Joy representa la superación de todas las barreras imaginables y en todos los sentidos. No puedo más que recomendar esta película para aquellos de vosotros que sensibles con el problema de sucesión y comunicación en la empresa familiar.

¿Te gustó este artículo? Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *